Oportunidades Laborales

Comunidad trans en Argentina: derechos y demandas postergadas

comunidad trans en Argentina

En Argentina se han logrado avances importantes en cuanto a los derechos que tiene la comunidad trans. Sin embargo, hay muchas demandas que todavía se encuentran relegadas. Las condiciones de vida actuales no son las deseadas, porque las restricciones en distintos ámbitos siguen siendo muy amplias.

Alrededor del 90% perteneciente a esta comunidad está fuera del mercado formal de trabajo.

A casi siete años de haber sido aprobada esta ley, todavía siguen siendo muchas los compromisos sociales que tiene el Estado con las personas de la población trans. Un porcentaje importante trabaja en la prostitución en situaciones marginales. Alrededor del 90% perteneciente a esta comunidad está fuera del mercado formal de trabajo.

Uno de los pasos más importantes que se ha dado en Argentina es el reconocimiento. La Ley de Identidad de Género sancionada el 9 de mayo de 2012 fue uno de los más grandes logros.

Esta les da la posibilidad a las personas de la comunidad trans de poner el nombre y género que prefieran en los documentos personales.

Camino a la igualdad de la comunidad trans

Aunque Argentina ha dado pasos puntuales en el camino a la igualdad y se ha logrado la aprobación de leyes como el matrimonio igualitario, la ley de identidad, se ha establecido el derecho a la educación en todos los establecimientos docentes para las personas de la comunidad trans, aún queda mucho camino por recorrer.

Antes de ser aprobada la Ley de Identidad de Género, el acceso a la salud para las personas de la comunidad trans era restringido. No había políticas públicas en los hospitales y en las clínicas privadas no se aceptaba el ingreso de pacientes trans. Aunque la situación ha cambiado, muchos organismos independientes han hecho denuncias de situaciones violentas que se han presentado a la hora de recibir atención médica.

Esta es otra de las deudas que tiene el Estado con la población trans: que puedan recibir atención médica de manera integral.

La discriminación sigue siendo muy acentuada en distintos aspectos de la vida de las personas trans. Para ellos, el promedio de vida en Latinoamérica y el Caribe se sitúa entre los 35 y 41 años, mientras que la expectativa de vida en la región está alrededor de los 75 años.

Se han conquistado importantes batallas, pero el camino aún es largo para lograr la igualdad y una vida digna, con los mismos deberes y derechos que el resto de los ciudadanos.

Lectura recomendada: La comunidad trans y el reto de entrar al sistema laboral