empleados

Administrar tu tiempo en el trabajo: 5 técnicas para hacerlo

administrar tu tiempo

Administrar el tiempo en el trabajo no solo es saludable, sino imprescindible en la vida de cada persona. Cuando sacas el mayor beneficio a cada segundo del día puedes alcanzar mayores niveles de productividad en tu trabajo y mejorar tu vida personal. Además, puedes reducir el estrés y obtener grandes beneficios.

Las labores en el trabajo se incrementan constantemente. Por ello es necesario que organices de forma efectiva el tiempo y que evalúes cómo estás distribuyendo tus tareas diarias. Administrar tu tiempo para completar todo lo que tienes que hacer durante el día es la clave para que logres tus objetivos personales dentro de una organización.

Prioriza las tareas diarias

Lo primero que tienes que hacer para administrar tu tiempo correctamente es establecer una lista de prioridades. No todas las tareas son importantes ni urgentes. Una estrategia que nunca falla es crear una lista de tareas pendientes. Toma lápiz y papel y ordena tus labores diarias. Trata de que no se excedan lo que verdaderamente está a tu alcance. Establece objetivos realistas y tiempos razonables para lograrlos.

Gestiona el correo electrónico

El correo electrónico es una de las aplicaciones que más consume tiempo. Además, hace que tengas muchas distracciones. No siempre estás revisando algo relacionado con tus asuntos pendientes. Pasar demasiado tiempo leyendo correos te resta tiempo que puedes emplear en completar tus tareas diarias. Utilízalo solo cuando sea necesario. Esto te ayudará a administrar tu tiempo en gran medida.

Reserva las reuniones para asuntos importantes

En muchas ocasiones las reuniones son improductivas. Es por eso que debes resérvalas solo para los asuntos más importantes en pro de administrar tú tiempo. Y si las tienes, procura ser conciso. Cuando sea algo que no esté relacionado con tu trabajo, simplemente no asistas.

Sé flexible con tus tareas diarias

La idea de llevar una lista con tus tareas te ayudará a tener una mayor organización de tu tiempo y a ser más productivo. Pero debes flexibilizar tus tiempos para que te adaptes a las novedades que surjan en el día. Debes tener la capacidad de reorganizar lo que está en tu lista de prioridades si surge una tarea más importante.

Aprovecha el tiempo libre

El tiempo en el que te encuentres sin hacer nada, aprovéchalo para aprender cosas importantes que te ayuden a ser más productivo en tu trabajo.

Lectura recomendada: Pasos para diferenciarte de la competencia y tener éxito